Polanquito: el corazón de Polanco

Una de las mayores ventajas de vivir en Polanco es que todo está muy cerca de casa; si buscas una cafetería, una excelente comida, una botella de vino especial, ropa de diseñador o una librería, no tienes que buscar más allá de Polanquito, donde todo esto y más se puede encontrar en muy pocas cuadras.

Detrás de los restaurantes y tiendas de Presidente Masaryk, entre Julio Verne y Oscar Wilde, se encuentra el Pasaje Polanco, mejor conocido como “Polanquito”. Ésta es un área reducida, pero con gran densidad de tiendas, restaurantes y diversión, en el corazón de Polanco, a unos pasos del Parque Lincoln. De hecho, muchos de los restaurantes más populares de la zona se alinean a lo largo del parque y sus terrazas ofrecen un inmejorable punto de vista para disfrutar de la belleza del parque y observar su actividad.

Este edificio tiene un estilo “colonial californiano”, el cual siguieron muchas de las primeras construcciones de Polanco y que estaba muy de moda en Estados Unidos en ciudades, precisamente, de California y Florida. En México, lugares como Acapulco, también tienen casas y edificios con este estilo.

Sobrio, con paredes blancas, arcos y balcones, además de detalles en cantera rosa y techos de teja roja, el edificio destaca entre las construcciones de otras zonas de la Ciudad de México, además de que contaba también con un espacio habitacional en sus pisos superiores.

Zona Foodie

Como es de esperarse, Polanquito fue evolucionando con el paso del tiempo y se está posicionando desde hace algún tiempo como un hotspot no sólo de la zona, sino de toda la ciudad.

Constantemente llegan nuevas propuestas gastronómicas que enseguida se ponen de moda, y no es casualidad que en este lugar se concentran, desde cocina mexicana hasta restaurantes de autor con platillos internacionales, pasando por pequeños productores de alimentos orgánicos.

Una de sus propuestas es “Dulcinea”; este lugar ofrece el más relajado estilo de comida mexicana. Su cocina urbana, casera pero cosmopolita, está llena de sabores modernos pero muy tradicionales.

Otro imperdible dentro de Polanquito es Porter. Dicen por ahí que, de lo bueno poco. Aquí este dicho no aplica, pues si de carne se trata, Porter es el lugar para degustar deliciosos cortes en su punto, lo suficientemente grandes para quedar satisfecho toda la tarde.

¿Quieres impresionar a alguien con tu buen gusto culinario? La opción es Bistro Bèc. Su propuesta es cocina franco-española, tiene una terraza increíble, además de un ambiente súper agradable y relajado. Es un restaurante creado para personas a las que les gusta la buena vida. Su menú tiene lo justo. Pide el ceviche de sierra, la ensalada de tres quesos o la hamburguesa de res Bèc.

Ahora bien, si eres un amante de la repostería, debes de visitar la Pastelería Da Silva; esta pastelería no es un restaurante como los demás, pero vale la pena mencionarla por su exquisitez de pan artesanal con el que deleitan tu paladar y tu olfato. Tienen de todo, desde el típico pan dulce hasta unos pequeños, pero llenos de sabor, macarrones franceses. Chocolates, trufas, galletas, merengues y un sinfín de opciones para endulzarte la vida y derretirte de amor por todo lo que hacen ahí.

Y para una noche de copas con amigos, Limantour es el lugar. Es el único bar mexicano catalogado entre los mejores 50 del mundo. Esto es suficiente para conocer la sucursal que se encuentra en Polanquito. Coctelería de autor es lo que Limantour ofrece a sus visitantes, una experiencia de sabores y diversión en su máximo esplendor.

Entretenimiento

Un espacio abierto y culturalmente artístico con mucha historia a lo largo de su existencia es el Teatro Ángela Peralta. Con su concha acústica y rodeada de árboles este espacio ha sido sede, principalmente de festivales de jazz, ballet y algunas obras independientes, que merecen la pena estar atentos para asistir a sus cortas temporadas.

Mientras esperas cada función puedes caminar por el parque, apreciar los monumentos a personalidades y ver el estanque cristalino o mirar las casas de los alrededores, un espectáculo visual que te remonta al lujoso y antiguo Polanco.

Opciones hay muchas, pero te invitamos a descubrir Polanquito, un lugar donde la mesa siempre esta puesta.

Fuentes:

Chilango

El Souvenir

Peters Romero

 

@gordaentobogan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: