Xochimilco: “Tierra de Flores”

Cuando pensamos en Xochimilco lo primero que nos viene a la mente son las trajineras, las flores y los colores; sin embargo, este bello lugar ofrece mucho más que eso.

La delegación de Xochimilco se encuentra ubicada a solo 20 km del centro de la Ciudad de México. Esta delegación es una de las más pintorescas de toda la ciudad, haciendo honor al significado de su nombre que es “tierra de flores”, por lo que podrás encontrarte con calles repletas de colores y canales de agua llenos de coloridas barcas (trajineras).

Un Poco de Historia

En 1352, los xochimilcas fueron la primera tribu que se asentó en este valle y utilizaban la técnica de las chinampas para el cultivo de flores y hortalizas. Estas chinampas son consideradas Patrimonio Cultural de la Humanidad. El ajolote o axolotl, un maravilloso animal venerado en la antigüedad, y que se encuentra en peligro de extinción, es endémico del sistema lacustre de Xochimilco.

Los mexicas obligaron a los xochimilcas a construir la Gran Calzada de Iztapalapa, hoy Tlalpan, así como a proporcionar material y mano de obra para edificar su pirámide principal. Los españoles respetaron el sistema chinampero de Xochimilco, pues de él se alimentó la capital de la Nueva España durante el virreinato. Por su parte, los lagos de Texcoco y Xochimilco aportaban más de un millón de pescados al año.

En este lugar, los franciscanos construyeron el quinto de sus conventos, dedicado a San Bernardino. Hacia 1891, uno de los hacendados del rumbo, estableció una línea de pequeños barcos de vapor que iban de Xochimilco a Iztacalco, por el famoso Paseo de la Viga, cobrando 12 centavos por viaje, Xochimilco participó activamente en la Revolución Mexicana, y fue el sitio de reunión de dos de sus más simbólicos personajes: Villa y Zapata.

Qué hacer y qué visitar en Xochimilco

Las trajineras son uno de los más grandes encantos del lugar. Son embarcaciones hechas con madera pintada de colores, y adornadas con flores. Pueden transportar entre 10 y 25 personas y suelen usarse para pasar un rato en familia o con amigos, disfrutando al mismo tiempo de algún plato típico, comprado en los alrededores del lago o en alguna otra embarcación que se acerque a ofrecer sus productos. Los mariachis también suelen dar sus serenatas arriba de los barcos.

En el pueblo puedes visitar también la parroquia franciscana de San Bernardino. Su increíble construcción del siglo XVI es algo que tienes que conocer. El convento es famoso por su gran atrio y en su interior puedes encontrar imágenes de diferentes épocas y disfrutar de lo bello de su decoración interior.

Pero si a ti eres de los que les gusta lo tenebroso y las historias de lugares embrujados, debes visitar entonces La Isla de las Muñecas. Puede ser algo divertido, mientras recorres los canales de Xochimilco, este lugar lleno de misterio, cuenta con muchas muñecas colgadas y desmembradas, entre los árboles.

El dueño de esta chinampa falleció en el 2001, su nombre era Julián Santa Ana, quien era una persona muy solitaria; Don Julián recogía muñecas de la basura con las cuales decoraba su “isla”. Nadie sabe la razón, pero a su muerte, uno de sus sobrinos dijo que Julián escuchaba voces, pasos y lamentos de mujer por las noches, y fue por ello que decidió protegerse con las muñecas. Cierto o no, es un lugar que debes visitar en Xochimilco.

Obviamente, otro lugar que es un must es el Mercado de Flores y Plantas. Aquí podrás encontrar flores de todos colores, tipos y olores; los xochimilcas venden aquí las flores más bellas y exóticas que te puedas imaginar.

En el Museo de Dolores Olmedo, se exhibe su colección, conformada por piezas prehispánicas, muebles virreinales y arte popular, también cuenta con docenas de pinturas de Diego Rivera y Frida Kahlo, e ilustraciones de Angelina Beloff; definitivamente su colección de arte es algo imperdible. Sus jardines están habitados por bellos pavorreales y el famoso perro xoloescuintle.

Y por supuesto, no te puedes ir de Xochimilco sin haber probado la comida más representativa del lugar: el tlapique, está hecho con pescado, tomate, cebolla, nopales y epazote, es un tamal que se prepara a fuego lento, el secreto de su sabor se encuentra en la hoja de maíz con la que se prepara.

Fuente:

México Desconocido

@gordaentobogan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: